Los puentes Inca, tan necesarios como peligrosos

Los puentes en el Imperio Inca, eran puentes de cuerda colgantes usados para proporcionar acceso dentro de todo el imperio Inca, las cuales se disponían en sectores donde se encontraban separadas por cañones, barrancos y ríos (pongos) proporcionando además del acceso continuo para los viajeros incas la unión y comunicación continua en el imperio. Este tipo de puente eran sumamente útiles pues recordemos que en el pueblo Inca no utilizaban ruedas para el transporte y el tráfico se limita a los peatones y el ganado.

Los puentes fueron una parte integral en el sistema vial Inca y son un ejemplo de innovación en la ingeniería Inca, estas pasaderas fueron utilizados por los corredores Chasqui en la entrega de mensajes a través del Imperio Inca.

Construcción y mantenimiento

Para la elaboración de estos puentes, los incas utilizaban fibras naturales (de preferencia ichu) que se encuentran dentro de la vegetación local para construir puentes. Estas fibras se entrelazan poco a poco hasta llegar a obtener una cuerda grande y suficientemente fuerte, la cual se reforzaba con la madera creando un piso uniforme y estable. A continuación, se unía cada lado a un par de anclas de piedra situados en ambos extremos del cañón con cables elaborados con las fibras tejidas y que unían los dos pilones, para la protección de las personas que iban a pasar por este puente, se colocaba dos cables de hierba que servía como pasamanos y barreras de protección, al finalizar, estos puentes estaban preparados para soportar grandes cargas incluso fueron usados por los españoles que luego de su llegada a América y montados en su caballo pasaban por estas vías sin ningún problema, cabe aclarar que debido a que esta íntegramente realizado por materiales naturales, el diseño de los puentes Incas se hunde y desgasta de forma natural con el medio ambiente.

Parte de la consistencia, fuerza y la fiabilidad del puente, provino del hecho de que cada cable (en caso de que no sea el puente completo) era reemplazado cada año por los aldeanos locales como parte de la mit’a (servicio público obligatorio). En casos donde el puente era de gran interés y gran transpirabilidad, los campesinos de la zona tenían la única responsabilidad de mantenimiento y reparación de estos puentes para que las carreteras incas o los sistemas de carreteras podrían seguir funcionando, debido a que la reparación de los puentes era en extremo peligrosa, estas actividades solo las podían realzar personas especializadas en el tema educadas y adiestradas desde niños para este tipo de labor.

Los puentes Incas más famosos

La mayoría de los puentes incas se encontraban en el cañon del Apurimac a lo largo de la carretera principal que unía a la ciudad Imperial del Cusco con Lima, uno de estos puentes fue “El Puente de San Luis Rey” que tenía 148 pies de Luz y que en Julio de 1714 se cayó por causas naturales matando en ese entonces a 5 viajeros.

Otra de las ejemplares hasta hoy viviente y muestra de la grandeza Inca, pues es construida cada año en el mes de junio, “El Puente de Q’eswachaca” (en quechua "puente de cuerda"), atraviesa el río Apurímac cerca Huinchiri, en la provincia de Canas, Distrito de Quehue, en esta comunidad se mantiene la antigua tradición para de alguna manera mantenerla viva, para esto toda la comunidad participa en grandes faenas llenas de alegría, tradición y destreza para poder reemplazar el puente anterior con el nuevo en el mes de Junio. La comunidad dividida por familias prepara cuerdas, para posteriormente juntarlas y formar los cables, otras en cambio preparan esteras para las cubiertas, y la reconstrucción es un esfuerzo comunal. Los constructores han indicado que el esfuerzo que se realiza en honor a sus ancestros y la Pachamama (Madre Tierra).

¿Sabes cómo llegar a Machu Picchu desde Colombia? Encuentra los Paquetes Turísticos a Perú todo incluído y los Paquetes a Machu Picchu más completos del mercado.
Además contamos con las mejores Ofertas en Hoteles y Restaurantes en Urubamba.

Comentarios